9 consejos ergonómicos para estar más cómodo en el trabajo

Hasta 63 por ciento de todas las enfermedades relacionadas con el trabajo informadas a OSHA son causadas por una mala ergonomía. Los trastornos ergonómicos han sido la categoría de lesiones en el lugar de trabajo de más rápido crecimiento desde hace un tiempo, y los dueños de negocios se están dando cuenta. Hay algunos consejos ergonómicos que debe tener en cuenta.

Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de un entorno de trabajo seguro y saludable. Un lugar de trabajo inseguro es improductivo.

Pero la responsabilidad de mantener un lugar de trabajo ergonómicamente sólido no es competencia exclusiva del propietario de la empresa. Los empleados también tienen un papel fundamental que desempeñar.

Pero, ¿qué es exactamente la ergonomía? ¿Vale la pena invertir en él? ¿Existen consejos ergonómicos que puedan ayudarlo a crear un entorno de trabajo saludable y productivo en su organización?

Si se está haciendo estas preguntas, ha venido al lugar correcto. En esta guía completa, le contamos todo lo que necesita saber sobre cómo aumentar la comodidad y la seguridad en la oficina.

Siga leyendo para obtener más información.

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía se refiere a una disciplina científica que se centra en mejorar la salud, la seguridad, la comodidad y la productividad de las personas dentro de su entorno de trabajo. Es el proceso de diseñar y organizar un lugar de trabajo que se adapte a las personas que trabajan allí. El objetivo es adaptar el trabajo a la persona, no la persona al trabajo.

¿Vale la pena el costo de la ergonomía en el lugar de trabajo?

Si bien la ergonomía sigue siendo un nueva rama de la ciencia, el cambio hacia espacios de trabajo más cómodos ha ganado mucha tracción a lo largo de los años. Eso se debe a los beneficios comprobados de invertir en un sólido proceso de ergonomía en la oficina.

A continuación, se muestran cinco formas claras en las que la ergonomía impulsa su negocio.

La ergonomía minimiza los costos

La mala ergonomía es a menudo la culpa de trastornos musculoesqueléticos (TME), que no solo son dolorosos sino también costosos de tratar. Estos trastornos suelen afectar los huesos, las articulaciones y los músculos. Incluyen el síndrome del túnel carpiano, tendinitis, osteoartritis, fracturas óseas, fibromialgia y artritis reumatoide (AR).

Al hacer que el lugar de trabajo sea más cómodo, minimiza sistemáticamente los factores de riesgo asociados con una ergonomía deficiente. Esto evita los costosos reclamos de compensación para trabajadores atribuidos a los TME, que representan hasta un tercio de todos los costos de compensación para trabajadores.

También puede reducir el ausentismo de los empleados que resulta de las lesiones relacionadas con el trabajo.

Aumenta la productividad

Cuando se implementan correctamente, las soluciones ergonómicas mejoran la productividad de los empleados. ¿Cómo? Bueno, la ergonomía mantiene a su personal sano y sin dolor. Con menos esfuerzo, buena postura y menos movimientos, la estación de trabajo se vuelve más eficiente.

Mejora la calidad

Un entorno de trabajo incómodo puede causar fatiga y frustración entre sus trabajadores. Los empleados en tal estado no pueden hacer su mejor trabajo y la calidad de sus productos o servicios inevitablemente se verá afectada.

Mejora la participación del personal

Cada esfuerzo que realiza para mejorar la salud, la seguridad y la comodidad de sus empleados no pasa desapercibido. Un entorno de trabajo cómodo mantiene bajos los niveles de fatiga y alta la satisfacción de sus trabajadores. Hay menos ausentismo, menor rotación y alta participación de los empleados.

Establece una cultura de seguridad

Cuando invierte en ergonomía, está demostrando que su empresa está comprometida con la salud y la seguridad como uno de sus valores fundamentales. Está creando una cultura de seguridad sólida para su organización que fomenta un mejor desempeño humano en todo momento.

Consejos ergonómicos para mejorar su espacio de trabajo

Ahora que ha visto los beneficios de un entorno de trabajo ergonómicamente sólido, es posible que se pregunte cómo hacer que su oficina sea más cómoda. Como verá, mejorar la ergonomía en el lugar de trabajo no se trata solo de comprar mejores equipos de oficina, sino también de adoptar hábitos que lo mantengan seguro y más cómodo.

Consulte estas sugerencias sobre cómo sentirse más cómodo en el trabajo.

1. Invierta en una silla ergonómica

Si trabaja en una oficina, es probable que haya pasado una gran cantidad de tiempo sentado en su silla. Es por eso que comprar una silla ergonómica es una de las inversiones más valiosas que puede hacer.

Una silla ergonómica fomenta una buena postura y mantiene su posición corporal neutra. Una silla de este tipo a menudo se diseñará para adaptarse a sus especificaciones individuales. Por lo general, estas sillas permiten un alto nivel de ajuste, lo que ayuda a respaldar la tarea que está realizando en un momento dado.

Muchas sillas ergonómicas vienen con mecanismos inteligentes que facilitan el movimiento durante la jornada laboral. La silla ofrece un excelente apoyo para la espalda, los brazos, las piernas y los glúteos.

Para que la silla sea aún más cómoda, agregue un cojín del coxis, que proporciona un excelente soporte para su cóccix.

2. Compre el escritorio adecuado

Un escritorio es una parte esencial de su estación de trabajo, por lo que debe asegurarse de que el escritorio que usa sea lo más cómodo posible. Entonces, ¿qué hace que un escritorio sea cómodo?

La altura correcta

La altura de un escritorio debe corresponder a la altura de su codo. La mayoría de los escritorios están colocados a una altura demasiado alta que la altura promedio de las personas.

Para saber qué altura es la más cómoda para usted, ajuste la altura de su silla de modo que, mientras está sentado, sus pies descansen sobre el piso y sus muslos estén paralelos al piso de la oficina. Con los codos a los lados, pídale a un colega que mida la distancia desde el piso de la oficina hasta sus codos.

La distancia vertical entre los codos y el suelo mientras está sentado debe ser la altura objetivo de su escritorio. También puede optar por un escritorio cuya altura sea regulable.

Espacio adecuado para los muslos

Algunos escritorios vienen con cajones al frente, directamente debajo del espacio de trabajo. Un escritorio de este tipo puede limitar el espacio libre para los muslos, haciendo que su lugar de trabajo sea incómodo. Evite esos escritorios.

Borde frontal redondeado

Los bordes afilados aumentan la tensión de contacto en los antebrazos y muñecas a medida que escribe. Para evitar esto, elija escritorios cuyos bordes frontales sean lisos y redondeados.

Considere las opciones para sentarse y pararse

Probablemente sepa que sentarse en su escritorio todo el día no es saludable. Una de las mejores formas de evitar esto es invirtiendo en un escritorio para sentarse y pararse. Estos escritorios ajustables le permiten cambiar entre las posiciones de trabajo sentado y de pie a lo largo de su jornada laboral, lo que aumenta la comodidad.

3. Considere la ergonomía de la computadora

En promedio, los trabajadores de oficina pasan un asombroso 95 por ciento de su tiempo de trabajo frente a computadoras u otros dispositivos electrónicos. Cuando pasa tanto tiempo trabajando en su computadora portátil, es fácil olvidar el impacto que puede tener en su cuerpo. Es fácil estresar físicamente su cuerpo al mirar un monitor mal colocado, encorvarse, extender las muñecas, etc.

La ergonomía deficiente de la computadora suele causar lesiones por estrés repetitivo y trastornos por estrés acumulativo. El impacto de estos trastornos puede durar toda la vida. Los síntomas comunes incluyen dolor, pérdida de sensibilidad, fatiga muscular, hormigueo, rendimiento reducido, etc.

Una forma de mejorar la ergonomía de la computadora es seleccionar una computadora adecuada y colocarla en la posición ideal en su escritorio. Generalmente, las computadoras portátiles no son adecuadas para un uso prolongado debido al hecho de que el monitor y el teclado están tan juntos, lo que puede afectar sus ojos. Si la naturaleza de su trabajo implica pasar horas frente a su computadora, es mejor comprar un teclado y un monitor por separado.

Coloque siempre el monitor en una posición adecuada para reducir el deslumbramiento, los esfuerzos enérgicos y las posturas incómodas. Centre el monitor directamente enfrente de usted y encima de su teclado. Siéntese a un brazo de distancia de la pantalla de la computadora y ajuste la iluminación de la pantalla a un nivel cómodo.

Mantenga siempre el mouse cerca de su teclado. Considere alternar sus manos mientras opera el mouse. Para reducir el uso prolongado del mouse, aprenda los atajos de teclado y utilícelos mientras trabaja.

4. Actualice su teléfono de oficina

Muchas personas usan teléfonos celulares para realizar llamadas comerciales, especialmente aquellas que trabajan desde casa. Pero los teléfonos con cable tradicionales siguen siendo la norma en muchos espacios de trabajo. Si todavía usa teléfonos con cable, asegúrese de colocarlos al alcance de la mano para no tener que esforzarse en el hombro, el brazo y el cuello al realizar llamadas.

Evite tener conversaciones prolongadas con su teléfono pellizcado entre su cabeza y hombro. Estos hábitos pueden provocar tensión y dolor en el cuello. Para estas llamadas, es mejor usar un altavoz o auriculares.

5. Mejorar el entorno ambiental general

Ahora que ha terminado de actualizar su estación de trabajo, es hora de analizar la ergonomía del resto de la oficina. Estamos hablando de la iluminación, la humedad, la temperatura y otras comodidades.

Asegúrese de que la iluminación no provoque reflejos en las pantallas de su computadora. Elija una iluminación que facilite la lectura de material impreso. Los sistemas de luz suave son ideales para este propósito.

Cuando se trata de temperatura, es un poco complicado saber cuál es la mejor configuración, especialmente si trabaja en un espacio de oficina compartido. Haga todo lo posible por mantener una temperatura agradable para la mayoría de los trabajadores de la oficina.

6. Toma descansos

Otro buen hábito de trabajo que puede adoptar para mejorar la ergonomía de la oficina es tomar descansos breves durante la jornada laboral. No importa lo perfecto que sea su entorno de trabajo; una postura estática prolongada seguirá afectando su bienestar. Sentarse o pararse en una posición durante períodos prolongados puede inhibir la circulación sanguínea, lo que afecta al cuerpo a largo plazo.

Cada 30 minutos aproximadamente, tómate un breve descanso para estirarte. Considere cambiar de tarea durante unos cinco minutos después de una hora completa de trabajo. Una vez que llegue la hora del almuerzo, aléjese de su computadora portátil.

Para minimizar la fatiga ocular, descanse y vuelva a enfocar sus ojos de vez en cuando. Eso significa apartar la mirada de la pantalla de la computadora y concentrarse en otra cosa a cierta distancia. Cúbrase los ojos con las palmas de las manos durante 5 segundos para descansar.

7. Mantenga una postura de trabajo adecuada

Establecer y mantener una postura de trabajo adecuada es el buen hábito de trabajo número uno, independientemente de si trabaja en una fábrica o en una oficina corporativa. Ya sea sentado o de pie, es importante mantener el cuerpo en una posición neutra. El cuerpo debe permanecer en una postura relajada que no implique estiramientos excesivos o ángulos estresantes para realizar las tareas.

Si trabaja en una oficina, siéntese con las manos, antebrazos y muñecas rectos, paralelos al piso de la oficina. Mantenga su cabeza nivelada y alineada con su torso. Trabaje mirando hacia adelante, no girando hacia un lado.

8. Minimizar el movimiento repetitivo

En la mayoría de los entornos empresariales, la gran mayoría de los MSD son el resultado de movimientos repetitivos. Puede aplicar los mejores principios ergonómicos, pero si está repitiendo los mismos movimientos, provocará estrés, lo que podría provocar lesiones.

Para combatir este problema, intente cambiar de tarea con regularidad durante su jornada laboral. Cambie a una tarea que requiera un movimiento diferente, incluso si es por poco tiempo.

Si no es posible cambiar de tarea, puede cambiar periódicamente de la posición que está utilizando. Si ha estado sentado durante una hora, puede intentar trabajar desde una posición de pie, reclinada o declinada. Asegúrese de que el nuevo ángulo que ha adoptado sea suficiente para cambiar la musculatura que está utilizando para la tarea que está realizando.

9. Considere la posibilidad de recibir ayuda profesional

¿Qué sucede si no sabe cómo implementar las mejores prácticas ergonómicas para su lugar de trabajo? Siempre puede buscar la ayuda de un experto en ergonomía profesional. Algunas de las principales empresas tienen un experto encargado de crear y hacer cumplir su política de ergonomía.

Un consultor de ergonomía experimentado puede evaluar su entorno de trabajo actual y hacer sugerencias útiles sobre cómo mejorarlo de forma rápida y asequible. Seguro, tendrá que pagar por los servicios de un experto, pero el aumento de la productividad que resulta de un lugar de trabajo seguro, saludable y cómodo vale la pena el precio.

Lea también: 6 carreras interesantes para aquellos que no quieren quedarse en un solo lugar

Al elegir un profesional de la ergonomía, observe su experiencia y conocimientos. ¿Se especializan en su industria? ¿Cuánto tiempo han estado en el campo?

Pregunte por referencias. Los mejores expertos en ergonomía suelen tener una lista de clientes satisfechos a los que han atendido en el pasado. Haga un seguimiento con dos o tres de estas referencias para tener una buena idea de qué esperar de su posible consultor de ergonomía.

Mejore la ergonomía en su lugar de trabajo

La ergonomía del lugar de trabajo es un elemento vital de cualquier negocio. Un entorno de trabajo ergonómicamente sólido mantiene a los trabajadores cómodos, saludables y felices, lo cual es bueno para los negocios. Con los sencillos consejos ergonómicos que hemos compartido en esta publicación, puede transformar el espacio de trabajo más incómodo en uno acogedor y cómodo y aumentar su productividad en poco tiempo.

¿Le gustaría leer más contenido excelente sobre ergonomía en el lugar de trabajo? Sigue visitando nuestro blog.

Dejar un comentario