5 formas de mejorar su redacción de ensayos

“Vea un documental, lea el Capítulo 5 de su libro de texto y encuentre varios ejemplos que ilustren el concepto”, ¿le suena familiar? Como estudiante, tienes mucha información para memorizar, y una forma de aplicar tus conocimientos y trabajar en su mejora sería la redacción de ensayos.

Por supuesto, puede saberlo todo y comprender cómo aplicar la teoría en la práctica. Cuando dejas tus ideas, puedes encontrar puntos débiles y puntos que debes revisar y mejorar para ser un verdadero especialista en tu campo temático. Al mismo tiempo, la redacción de ensayos es un proceso gradual, cada vez que te vuelves mejor si te permites crecer. A continuación se ofrecen algunos consejos para que usted considere avanzar en sus habilidades de escritura al siguiente nivel.

1. Todo comienza con un esquema

Es difícil imaginar una casa construida sin un plano, un viaje en automóvil a un destino preciso sin un mapa, y pocos artistas dibujan de inmediato sin un boceto. Por supuesto, funciona para todos de manera diferente. Alguien necesita que el caos esté presente solo para dominarlo más adelante.

Sin embargo, le sugerimos que consulte un esquema para organizar sus pensamientos, impulsar su investigación y subrayar los puntos principales que debe abordar. Con un esquema, crea su declaración de tesis, que es el núcleo del ensayo futuro. Por otro lado, se está haciendo un favor a sí mismo incluso si crea etiquetas cortas, que son fáciles de olvidar y deben escribirse.

2. Aprenda los conceptos básicos de los ensayos.

La definición principal del ensayo sería una breve composición académica, independientemente de su tipo. Los ensayos de análisis argumentativo, crítico y retórico se encuentran entre los diversos tipos de ensayos que dependen de su propósito. Por ejemplo, debe escribir un ensayo analítico para centrar su atención en el análisis profundo del tema. Sin embargo, independientemente del propósito, todos los ensayos tienen una estructura similar y deben seguir los requisitos específicos de su composición.

En primer lugar, todos los ensayos tienen la regla de los “cinco párrafos”: introducción, párrafos del cuerpo primero, segundo y tercero y conclusión. Por supuesto, el número de párrafos del cuerpo puede variar, pero debe ser coherente y cada sección equivale a una idea. Al mismo tiempo, tenga en cuenta que su ensayo debe responder a tres preguntas principales: “¿qué, cómo y por qué?”

3. Busque plantillas y observe cómo otros escriben sus ensayos.

Está bien pedir ayuda y un ejemplo que pueda darte una idea de lo que falta en tu ensayo. Seguramente, este método no es universal para encontrar una composición perfecta, pero puedes mejorar leyendo ensayos buenos y promedio desde la perspectiva de un lector. Puede desarrollar un ojo crítico para su revisión y ediciones futuras al encontrar lo que tiene sentido y lo que necesita una mayor elaboración en el ejemplo del ensayo de otra persona.

También puede buscar asistencia profesional y encontrar ejemplos de personas que sepan todo sobre la redacción académica. Puedes visitar EssayPro.com y observe cómo tratan los diferentes tipos de ensayos de esa manera. Desde plantillas básicas hasta un artículo académico profesional, esta práctica te dará una ventaja en el futuro.

4. Leer y escuchar más

Algunas ideas geniales provienen de lugares en los que nunca pensó que las encontraría. Además de la literatura del programa de estudios, intente encontrar artículos y reseñas de académicos, así como podcasts o Videos de Youtube (incluidos documentales) que le brindarán la versatilidad necesaria de perspectivas y puntos de vista. Está perfectamente bien buscar fuentes adicionales y aprender a realizar una investigación extensa sobre el tema.

Como resultado, encontrará un fuerte apoyo para sus argumentos, o volverá atrás y lo revisará si se demuestra que está equivocado. Eres una persona con una perspectiva única sobre el tema, pero tener más de una fuente mejorará tu espíritu al hablar tanto de algo indiscutible como controvertido.

5. La corrección y revisión lo hacen perfecto

Una de las partes más molestas de escribir un buen ensayo es volver a él continuamente después de descansar un tiempo. Esté preparado para tener varios borradores que podrían cambiar a medida que avanza en el proceso de revisión. Es preferible terminar un ensayo de una vez y luego repasarlo con nuevos ojos. Es bueno disociarse de ser una persona que escribió el ensayo y tratar de imaginar verlo por primera vez.

Sea su crítico cuando aborde los problemas que llamen la atención primero. Verifique si una gramática es correcta, luego, si el ensayo presenta la respuesta para tres preguntas como se mencionó anteriormente, “¿qué, por qué y cómo?”

Si es posible, dé su ensayo para que alguien lo mire si le falta algo. No espere que otros le brinden comentarios profundos, pero considere sus sugerencias.

Dejar un comentario